José Luis Guevara (Cd. Victoria, Tam., 19/05/97)

Cuenta regresiva

Homenaje y repaso de la vida.

José Luis Guevara

En una cuenta regresiva, se enfrenta la vida viendo hacia atrás (nuestro pasado) y hacia delante (para construir el futuro) y con ello hacer más pleno nuestro momento, porque “no hay mayor plenitud que el presente”. Lo especial de esta cuenta regresiva, es la expresión poética, en un libro donde Roberto Arizmendi enfrenta la vida. Como otras formas de comunicación, en la poesía también queremos comunicarnos con otros, con lo que conocemos y desconocemos, para hablar de la vida; así, Roberto, describe, propone -en el lenguaje de la poesía- la vida cotidiana, su manera de ver el mundo y compartirlo.

Un Cuenta Regresiva donde el amor y la soledad, el recuerdo y el sueño, la amistad como compromiso humano, son manifestaciones siempre presentes, como en los ciclos de la naturaleza:

“En algún pedazo de tierra
abandonado
un rosal
nacerá alguna vez” (p. 195)

Un homenaje al poeta y a la amistad, fue lo que constituyó el evento de presentación de la antología poética de Roberto Arizmendi, Cuenta Regresiva; evento auspiciado por el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (CECAT), y realizado el viernes 16 de mayo en la Casa del Arte. Ahí, Guillermo Lavín Santos del Prado se refirió a los valores humanos en la poesía de Roberto Arizmendi y recordó su paso por Cd. Victoria: en la Preparatoria Federalizada, en la Facultad de Ciencias de la Educación y en el Taller Literario que coordinó; ahí Sergio Martínez Romo, en oficio de lector, fue desglosando algunas de las constantes del autor: amor, amistad, vida y muerte, en recorridos de viajero incansable.

“Soy un viajero / a la mitad del mar en pleno invierno.
Mi barca / atraviesa la luz / de las estrellas.
La luna / señala ruta y destino,
puerto de arribo para la esperanza” (p. 131)

También presente como actitud, la esperanza se emparenta con la utopía. Y es que un rasgo fundamental en la poesía de Roberto Arizmendi, que al mismo tiempo puede resumir su mensaje, es su actitud ante la vida. Va describiendo sus experiencias, va contando sus amores, con optimismo, con ganas de encontrarle sentido y gozo a cada día; esa es la fuerza que da, que transmite en cada verso; así también va construyendo su actitud ante la muerte, con el mismo optimismo…

“Nunca lo había confesado / pero hoy me acuso
de haber amado.
Amado todo:
/ naturaleza / mundo / gente / y en ocasiones /
aún hasta las cosas.

Me señalo culpable de haber amado todo
a pesar de las incomprensiones
cotidianas… (p.77)

La construcción de imágenes literarias generalmente cortas, puntuales, siempre optimistas, también ofrece claridad en la poesía de Roberto.

Para Sergio Martínez, una de las obsesiones de Roberto es el tiempo, recurrente elemento para la reflexión:

“Es domingo.
Pero pudo ser martes, jueves o cualquiera.
Son las ocho de la noche. / El reloj es preciso,
las manecillas juegan a girar la vida
y a engendrar recuerdos o acurrucar afectos.

Avanzamos por senderos imprevistos
a pesar de ventiscas y vendavales
doblegamos la rigidez del calendario
para poder inaugurar el tiempo cada día” (p. 174)

Con palabras del propio Arizmendi, diría que “no se conforma con sólo contemplar cómo corre el viento”, porque va por la vida insatisfecho pero optimista, creando y creyendo en utopías, saboreando cada expresión de vida propia y ajena.

Roberto Arizmendi (1945) es originario de Aguascalientes. Durante ya más de treinta años ha sabido combinar su trabajo en la educación superior (campo sobre el que ha publicado varios libros),con su labor literaria en la que ha recibido diversos reconocimientos. Es autor de once volúmenes de poesía y tres epistolarios. La antología que en esta ocasión presentó, reúne lo más representativo de su vasta obra escrita. Otro reconocido poeta, Héctor Carreto, se encargó de la selección y notas, lo que ofrece un valor agregado en esta edición.

“Comienza la cuenta regresiva,
el tiempo a cuentagotas.

Hoy
la historia comienza a preparar / su veredicto”.
(p.183)

Mayo de 1997

 

_____________________________________

Ensayo publicado con motivo de la presentación del libro Cuenta regresiva, en el diario El Mercurio, de Ciudad Victoria, Tamaulipas., el miércoles 19 de mayo de 1997.

Trackback URL

Los comentarios están cerrados.