Consuelo Valle Espinoza (Ensenada, B.C., 01/08/96)

Cuenta regresiva

Algunos comentarios en torno a
Cuenta regresiva, de Roberto Arizmendi

Consuelo Valle Espinoza

Yo conocí a Roberto a través de Martha su hermana, y quiero compartir con ustedes la hermosa experiencia que he tenido al leer su libro. Yo no soy escritora, soy una persona que le encanta leer poemas; los poemas están en mi cubículo, en mis trabajos académicos, en mi recámara, en mi cocina, en mi vida cotidiana. Esta es una experiencia muy grande haber conocido a Roberto Arizmendi en su interior; hoy lo conocí físicamente me, lo acabo de conocer en su exterior. Fue dificilísimo seleccionar tres o cuatro poemas para esta presentación. Todos los poemas de Roberto Arizmendi tienen algo, algo que hace vibrar, algo que para mí me llena de emoción. He seleccionado algunos poemas. Después de haber leído Cuenta regresiva, puedo decir que Roberto es un hombre generoso con la vida, en todos sus aspectos, sentimientos y emociones. Nos puede hablar de las pasiones, del coraje, del amor de juventud, pero también del amor pleno, completo de hombre maduro. Cada una de sus etapas está en este libro; desde que era muy joven se puede encontrar al Roberto joven buscando ser poeta, hay poemas de 1969 o 70 en donde se ve al Roberto joven en su búsqueda de la poesía, se le ve su juventud. El libro es una retrospectiva que nos permite acercarnos al actual Roberto y nos lanza el reto, nos invita, para buscar por qué Roberto es como es y nos podemos ir hacia atrás para descubrirlo en todas sus etapas.

Esta es una emoción grande para mí. Desafortunadamente sólo tuve una semana para leer el libro. Un libro de poesía no se lee de corrido, sino que dependiendo de los estados de ánimo se va tomando del libro los mensajes que nos ofrece.

Yo he dicho que Roberto es generoso, pero él mismo se reconoce así en uno de sus poemas:

Amante confeso

Nunca lo había confesado
pero hoy me acuso
de haber amado.

Amado todo:
naturaleza
mundo
gente
y en ocasiones
aún hasta las cosas.

Me señalo culpable
de haber amado todo
a pesar de las incomprensiones
cotidianas.

eso es Roberto: ama todo. Es sorprendente, por ejemplo, encontrar un verso donde él vibra por una ventana.

Un aspecto que Flora Calderón señalaba es el tema de la muerte. Roberto también es generoso con la muerte. En este trabajo contenido en el libro, el tema de la muerte lo desarrolla ampliamente. Pero también nos dice cómo ser felices.

Serás feliz.

Serás feliz
cada momento,
pero hay que sembrar
en todo tiempo
y desde ahora,
para continuar el camino
ya iniciado.

Serás feliz
como quienes tu ves
y de faro te sirven
para alumbrar el camino
entre la tempestad del mar
y sus oleajes.

Serás feliz
si no desmayas
o en el sendero sientes
que se agota el viento
y ya no puedes respirar
y continuar el paso.

Serás feliz
si el viento arrastra
hasta tu oído
los cantos de esperanza
que de tu propio coraje
engendres y modules.

Serás feliz
si ante la adversidad opones
tu esfuerzo sin cansancio
tu audacia y fortaleza
para romper obstáculos y trabas
y construyes a la medida del sueño
tus anhelos.

Serás feliz
si así lo quieres.
No median ni limitan
oscuridad o insidia
de quienes quieren verte tendido
y sin aliento;
en todo caso son estímulo
para seguir el curso de tu viaje.

Serás feliz
si de tu corazón surge indeleble
la fuerza para avanzar
hasta lograr tu meta.

Sólo el tímido y miedoso
se queda en el intento;
sólo el cobarde
abandona la lucha
sin conquistar el triunfo
en la batalla;
sólo quien de verdad
no quiere ser feliz
arriba a la mediocridad,
cosecha frustraciones
y anida siempre en la más cruel
desesperanza.

Creo que es una buena receta para ser feliz.

Hay también un pequeño verso que responde a la pregunta de ¿qué es el amor?

En medio de tus sueños.

Cuando duermes
busco
un pedazo de papel
un lápiz
un recuerdo tuyo
y empiezo a deslizar palabras
sobre la blanca superficie de las hojas
para meterme sin reparos
en medio de tus sueños.

Se ama cuando se está en los sueños y Roberto nos invita a meternos en sus sueños para descubrir el amor.

 

____________________________________

Comentarios hechos en la presentación del libro Cuenta regresiva, en el Salón Morisco de la Casa de la Cultura de Ensenada, del Instituto de Cultura del Estado de Baja California, Ensenada, B.C. el 1º de agosto de 1996.

Trackback URL

Una respuesta a “Consuelo Valle Espinoza (Ensenada, B.C., 01/08/96)”

  1. Francisco José Bernal Tiscareño dice:

    ¿Cómo localizo a Rael Bernal , hijo de Francisco Bernal García, Soy su tío de Aguascalientes
    Francisco José Bernal Tiscareño.