Carmen Chávez Mada (Hermosillo, Son., 24/04/96)

Cuenta regresiva

La poesía es la capacidad de vivir,
transformar y descubrir: Roberto Arizmendi

Carmen Chávez Mada

“La poesía es un reflejo de lo que el poeta vive, de manera personal o a través de la observación; es la búsqueda de vivir más intensamente; es la capacidad de transformar y descubrir”, indicó Roberto Arizmendi.

El poeta, originario de Aguascalientes pero con fuertes raíces sonorenses, estuvo en esta ciudad para la presentación de su poemario Cuenta regresiva 1995-1962, que fue patrocinada por la Universidad de Sonora, institución con la que mantiene una estrecha relación ya que es miembro de la Junta Universitaria.

Con su carácter jovial y amigable, Roberto Arizmendi habla para Cambio Sonora sobre su poesía, la cual conjunta con su actividad de educación.

“La poesía entrelaza todo, expresa lo que vive la persona, por ejemplo en la educación refleja los valores educativos”, subrayó Arizmendi.

Su fuente de inspiración es la vida misma, es el cúmulo de experiencias obtenidas en su transitar por este mundo, que se guardan para sacarlas poco a poco.

A Roberto Arizmendi le falta tiempo para plasmar sus vivencias, mismas que tiene aprisionadas en el pensamiento.

Aunque la poesía nació junto con él, Arizmendi, autor de varios volúmenes de este género, señaló que tuvo ciertas influencias para desarrollar esa habilidad, como los Juegos Florales de Aguascalientes, ya que esta fiesta es parte de la cotidianidad de la entidad y de alguna forma buscaba integrarse a ella.

También una tía tuvo una fuerte presencia en él, ya que le platicaba las historias del siglo de oro español, recreaba con emoción cada una de las situaciones, y fue el mejor aliciente para introducirse al extenso campo de la literatura.

Por tener una disciplina delimitada, el sociólogo prefiere la poesía, aunque también ha incursionada en el renglón epistolar, género bastante olvidado y marginado en la actualidad; es más inmediatista, requiere de precisión, puntualidad, expresiones de lo cotidiano.

Referente a su Cuenta regresiva comentó que se trata de una antología de sus primeras palabras y vivencias hasta lo último que ha realizado.

Sus primeros poemas estaban salpicados de la época estudiantil, de lo social y político, después en el proceso natural de la evolución se inclina a la vida íntima, a lo amoroso, que la da mayor cuerpo a su literatura.

Roberto Arizmendi ha publicado 12 títulos de poesía y tres epistolarios, sin embargo está consciente que es difícil la edición de un texto, sobre todo si es en el terreno cultural.

Ante este panorama el escritor exhorta a sus homólogos a ser creativos y buscar la forma de difundir su literatura, no necesariamente por medio de lo publicado en una editorial sino por otras opciones como copias, viva voz, pequeños tirajes, etc.

Roberto Arizmendi tiene los mejores comentarios de sus colegas como Miguel Manríquez, quien señala que “deshacerse de Roberto Arizmendi y su poesía es una labor imposible, porque simple y sencillamente uno se resiste a olvidar la buena poesía, los excelentes poemas y, sobre todo, los buenos amigos: esos que no dan lata nunca, que están provistos de una bonhomía natural, discreción a toda prueba y, sobre todo, talento”.

El poeta Alonso Vidal indica: “Roberto Arizmendi me es algo así como un signo de hermandad, pues entronca precisamente con la generación poética de los años sesenta, misma en la que nacimos y navegamos algunos sonorenses…”

 

 

 

______________________________________

Reportaje publicado con motivo de la presentación del libro Cuenta regresiva, en el diario Cambio Sonora, Hermosillo, Son., el miércoles 24 de abril de 1996.

Trackback URL

Los comentarios están cerrados.